viernes, agosto 22, 2014

A BEAUTIFUL BODY


Nuestro cuerpo parece ser lo único material que llevaremos con nosotros hasta el final de nuestros días. Nuestro cuerpo, ese lienzo imperfecto que cuenta historias es más que un eterno y curvo pedazo de piel. Nuestro cuerpo es nuestro templo, nuestro libro de cuentos, nuestro campo de batallas, el refugio perfecto para nuestra alma… Extrañamente y pese a significar tanto, a diario es maltratado por nuestras violentas palabras que no logran resignarse a la falta de “perfección”. Caemos en un agotamiento constante, nuestras mentes y cuerpos se resienten y sufren, intentamos ver más allá sin lograr ver lo que tenemos en frente. Un recipiente de amor, emociones, sentimientos, la más grande de las creaciones, la más perfecta, sin importar formas, tamaños, estilos, nuestro cuerpo, el que nos contiene.
Jade Beall, fotógrafa estadounidense, recopila una serie de retratos de cuerpos humanos, tan imperfectos como hermosos. Todos ellos acompañados de testimonios, textos o poemas que cada uno de los protagonistas quieran dedicarse. La experiencia, asegura la fotógrafa, está siendo «intensa, satisfactoria y en ocasiones incluso dolorosa». 

«He escuchado cientos de historias: de anorexia o bulimia en la adolescencia, o aquella joven a la que su madre le dijo que era demasiado gorda como para ser bailarina, aquellas que se odian a sí mismas. También madres que se sienten poco atractivas por percibir sus pezones imperfectos tras la lactancia… Mi idea es que ellas cuenten sus historias», asegura Beall.
Este proyecto me parece hermoso y el mejor pretexto también para dedicarle unas letras. Es bueno a veces detenerse, tomarse el tiempo y pensar, hacer el ejercicio de inspeccionar nuestro cuerpo para hacernos más conscientes de él. A veces solo queremos cubrirlo con mil capas para que nada que no “deba” estar fuera de lugar se note… Pero nadie dijo que tenemos que ser perfectas, nadie ha aclarado tampoco que es realmente la perfección, un adjetivo que a estas alturas es tan subjetivo como aburrido. ¿Qué es perfecto?, ¿un poto que no se mueve?, ¿unas pechugas que bien podrían ser tus amígdalas?
Soy una convencida de que la belleza de un cuerpo se juzga por la cantidad de historias que cuenta, sin embargo soy mujer como todas ustedes y no dejo de atacarme cuando pierdo el foco, es por eso que ejercicios como este me sirven para darme cuenta de lo importante que es entender que nuestro cuerpo es hermoso por el solo hecho de ser nuestro, de estar a nuestra disposición para sostenernos, para llevarnos, para entregarlo y dar vida… No queramos tener un cuerpo inerte, amémoslo, cuidémoslo, pero por sobre todo, aceptémoslo, porque es lo que somos, porque al final es lo único que tenemos, porque nos pertenece, porque lo dice todo, porque como dice Jade Beall: «No puede haber tantas historias de sombras de una mujer en nuestra cultura.»


Pueden seguirme en tuiter @Guapita7 y en facebook eldiaenquemesalieronalas 
 ¡Gracias por pasar por acá y leerme!

1 comentario:

  1. toda la verdad! cada cuerpo es hermoso y hay que aprender a valorarlo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...